Archivo del Autor: exalope

Acerca de exalope

http://en.support.wordpress.com/widgets/blog-stats-widget/

Y como dijo Cabral: ” “Si los malos supieran que buen negocio es ser bueno, serían buenos aunque sea por negocio” Todo se puede, soñadores. Nosotros somos quienes debemos cambiar y que las críticas de los demás sean ese empujón que nos haga ir más alto. Nada es imposible.

Estándar
Y como dijo Cabral: ” “Si los malos supieran que buen negocio es ser bueno, serían buenos aunque sea por negocio” Todo se puede, soñadores.  Nosotros somos quienes debemos cambiar y que las críticas de los demás sean ese empujón que nos haga ir más alto. Nada es imposible.

Corres y no sabes hacia dónde refugiarte. No tienes unos brazos donde esconderte del puñal que el mundo busca clavarte. En donde encerrarte hasta que deje de llover y no le tengas miedo a los estruendos.

Como un corazón roto que aniquila las esperanzas para construir un paisaje sobre la devastación. Depende de las ganas, te dicen. De las ganas que tengas de intentarlo, de sonreírle siempre que la noche se ponga y la oscuridad parece tragarse la luz de las estrellas.

Esto es un juego de vida o vete.

Nadie nos advirtió de los efectos colaterales que conlleva amar a alguien que no tiene espinas. Alguien que ha intentado vivir una vida sin tachones ni vistas atrás. Sin estelas. Ni memoria. Ni olvido. Alguien, cuyos cimientos, se encuentran bajo una fina capa de heridas. Que es imposible cavar para llegar siquiera a una de ellas y convertirlas en poesía.

Quien me lo iba a decir a mí que iba a entender más de cicatrices que de sonrisas. Que las canciones me iban a hablar de la vez en la que te fuiste y no volviste a marcar. De cuando me quedé esperando hasta la madrugada con el teléfono en la mano y no eras tú quien llamaba para decirme cuánto me echabas de menos.
Algún día tendremos que salir a comernos el mundo, independientemente de si mañana esa persona estará al otro lado de la cama, e independientemente si seremos nosotros los que ya no lo estaremos nunca más. Es que, a veces, las perspectivas de lo que uno quiere se las lleva el viento al lugar a donde van a parar las decepciones y las esperanzas rotas de cuando alguien te traiciona.

Hay abismos de los que uno no llega a salir. Y eso me lo enseñó aquella mirada donde me quedé encerrado una eternidad y tú me sonreías como si nada. Aquella noche mi corazón se rompió con tal fuerza como parte un rayo el cielo.

Anuncios

Viva LA LIBERTAD. Me pregunto si el miedo realmente se va, o sólo pierde su poder sobre nosotros.

Estándar
Viva LA LIBERTAD. Me pregunto si el miedo realmente se va, o sólo pierde su poder sobre nosotros.

Te extraño.

A veces, cuando veo nuestras fotos mi pecho se inunda de nostalgia.

No obstante, me alegra saber que me voy rearmando con el paso de los días (reconstruyendo, mejor dicho, lo que alguna vez rompimos), juntando cada pedacito que pensé, había desaparecido.

De a poco, todo se acomoda.

Lentamente, vuelvo a sonreír.

Nunca voy a dejar de desearte suerte.

Te vi en los escombros,
rearmandote de a poco
buscando las piezas 
de tu existencia
como si fueras un rompecabezas.

Te vi huir de la tormenta
tantas veces por miedo
a empaparte,
corriste y caíste
con la misma piedra
que no se hunde en el barro.

Te vi tan seguro
pero tan indeciso de tus aciertos,
mirando hacia arriba
cuestionando el por qué
de la raíz seca,
de las manos frías,
de las nubes con forma
de cosas que nadie va a ver
como vos lo hacés.

Te vi tan amarrado a tu lógica
que hoy temo
que esta sea el principio
de todos tus errores.

No suelo hacer comentarios acerca de lo que escribo, pero creo que esta vez es necesario.
Muchas veces, por miedo al “qué dirán” mentimos para no revelar lo que realmente pensamos o somos. Luego, si la persona a la cual le mentimos, descubre que aquello que dijimos no era cierto, la confianza que existía puede desaparecer o disminuir; porque no hay nada más importante que ser nosotros mismos frente a quienes amamos.
Mi mensaje es que vivan con su propia esencia, sean honestos con ustedes mismos.
Estamos inmersos en una sociedad con personas plásticas que siguen un mismo modelo y elegir no pertenecer es tan sano como el amor propio que tenemos que abrazar.
Ahora más que nunca.

Te puedo odiar y amar en la misma noche. Podemos decirnos adiós y hacer como si nada hubiera pasado la mañana siguiente. Por eso me gustas.

Estándar
Te puedo odiar y amar en la misma noche. Podemos decirnos adiós y hacer como si nada hubiera pasado la mañana siguiente. Por eso me gustas.

Hay gente que cree saber que es lo mejor para la otra persona.

Pero no.

No se puede ayudar a quien no se deja ser ayudado, ni puedes obligar a que el otro sea como quieres y mucho menos creer que sabes cuál es el camino correcto.

Nadie puede transitar por el otro. Cada quien con su proceso y sus lecciones. Gran desafío para el ego, distinguir con qué asuntos puedes lidiar, convivir, y con cuáles no.

A veces hay que soltar y dejar que las cosas sucedan.Lo que se proyecta en el exterior también es una invitación a mirarnos. Nada de lo que está ocurriendo es aislado. En estos momentos muchos también estamos pasando por huracanes (manifestado a nivel emocional y físico) y pasan por nuestras vidas para seguir despertando y nos obligan a cerrarnos temporalmente para reconstruirnos con una base distinta, más sólida, más ligera, y más honesta con nosotros mismos. Estamos temblando.

Es momento de enfocarnos, meditar, y pedir la ayuda que estemos necesitando para volver a empezar.

No hay crecimiento si la vida no remueve los cimientos. De nada sirven los guiones cuando casi nada ocurre según lo previsto. Hay que aprender a bailar al ritmo de los cambios y con la energía del presente.

Estándar
No hay crecimiento si la vida no remueve los cimientos. De nada sirven los guiones cuando casi nada ocurre según lo previsto. Hay que aprender a bailar al ritmo de los cambios y con la energía del presente.

Vuelo. Esta noche vuelo más alto que cualquier avión. Cometa. O Soñador. Y lo hago porque he puesto a hervir a fuego alto las fotografías que me ataban al daño que radica en ver atrás.

Hoy me declaro profeta de mi propio destino y le digo al mundo que se queme si se quiere quemar, porque desde el año pasado decidí ser alguien nuevo. Alguien que arrancara sus raíces y se cortara sus espinas, pero también alguien que se echara el sol y su propia tormenta, para resurgir de la muerte.

He resucitado no sé cuántas veces dentro del abrazo de mi madre, y he muerto no sé tantas veces también dentro de lo que lucía desde el exterior, un hogar.

Dime, qué es hogar, cielo, volar. Dime qué escondes debajo de todas esas cicatrices que esconden tu ropa, dime qué historia cuentan los párpados caídos y las pestañas cansadas, dime hasta qué punto de la madrugada te has quedado despierto por esperar un mensaje que jamás llegó, o dime cuántas veces has tenido que reciclar tus sentimientos porque sientes que no vales la pena. Alguien, en su sano juicio, que nos abra los sentimientos, y nos cierre los ojos.

Voy saltando, pero cada vez que lo hago siento que caigo en un abismo diferente. Una vez caí dentro de uno tan profundo que casi no salgo de él. La gente se acercaba al hueco para ver qué había al fondo y lo que contaban era que abajo había un monstruo que se bañaba cada noche con las estrellas y salía rara vez con las alas prestadas de una mariposa.

Soy igual que otros, amo igual que otros. Y soy lo que otros tratan de esconder dentro del closet. Este día me libero, me libero de toda toxina que en mí fue adherida por una sociedad llena de prejuicios y le digo a mi chico: ¡Hey, tú, qué linda sonrisa tienes, joder!

Esta noche vuelo más alto porque tengo al chico de mis sueños esperando por mí, al otro lado del mundo y me sonríe como si estuviese a la par. Y si eso no es amor, no sé a qué cojones le llamás amor.

No salgo del armario, porque nunca he estado dentro de él.

No eres lo que piensas ni lo que sientes. No eres la opinión de los demás. Eres tus decisiones, eres cómo te tratas a solas y el potencial de todo lo que quieres lograr.

Estándar
No eres lo que piensas ni lo que sientes. No eres la opinión de los demás. Eres tus decisiones, eres cómo te tratas a solas y el potencial de todo lo que quieres lograr.

Siempre hay tiempo para un “¿como estás?”, quién no lo aplica es porque simplemente no lo quiere. Cuando el interés falta, las excusas sobran.

Hay caminos que cuando se inician se sienten que son de ida. Y un día empezó como un juego, sin saber que en ese camino me esperaban la alegría y el entusiasmo.

Porque en esos ojos aceitunados tan bellos que tienes, me hace poder ver la fuerza y voluntad con la que vives día a día, porque puedo ver tu valentía y tu miedo, porque veo a aquella mujer que en mi sueños solo puedo tener, veo en ti eso que mis sentidos me piden que encuentre en una mujer al caer la noche, veo cada paso que das y por muy cansada que estés lo das con una gran firmeza, porque mis ojos se pierden al ver esos deseables labios que tienes, y aunque te hagas llamar la chica de labios rojos y tengas un camino de 8 huellas en tu abdomen, detrás de ese maquillaje y esa tinta, puedo ver, ese mundo, esas lunas, esas galaxias ese polvo cósmico, ese gran y tan bello universo que te hacer ser tan deseablemente tu, eso y mucho más puedo ver, aunque al finalizar el día… Tu, ni una sola estrella puedas ver en mi.

Felicidades!!!!!!

Estándar
Felicidades!!!!!!

Hoy pensé en tí.

Después de esa llamada impactante de cariño…pensé que no llegaría….pero llegó.

Sé que no he sido una hija ejemplar, pero voy a intentar enmendar poco a poco los errores. Con sacrificio…pero hacerlo hay que hacerlo.

Aún no sé como enfrentarme a ese beso, pero si sé…que los pocos días que nos quedan los llevare e intentaré hacer las cosas lo mejor posible.

También te agradezco a tí, que aunque no creo que te acordaras, hoy abriste tu corazón y me diste el último aliento.

Me duele el corazón cuando paso por sitios en los que estuvimos juntos, y también las tantas veces que me molesto cuando me corregías. Hoy tus consejos son lo más valioso que tengo, me ayudaste a ser una mejor persona y me hiciste comprender con amor mis errores. Feliz cumpleaños.

Aunque esté llorando, quiero que sepas QUE TE QUIERO.

Una crisis es cuando la noche aún no ha terminado de morir y la mañana aún no ha terminado de nacer. Es ese pasillo que sabes que tienes que cruzar, porque ya no perteneces a ese lugar (real o emocional) que vas dejando.
Estamos en tiempos de cambios, de soltar aquello (creencias, hábitos, comportamientos, emociones, relaciones) que no están alineadas con nuestra esencia y nuestro propósito. Lo que se tenga que ir, deja que se vaya, y permite llegar lo que tiene que ser. Deja que las piezas se acomoden.

NO QUIERO POR FAVOR QUE ME ESCRIBAS. HA LLEGADO EL DÍA Y MAÑANA COMENZAR UNA NUEVA VIDA.

SUERTE.

No soy muy sociable que digamos, y eso es porque la gente es predecible, como las películas hollywodenses de amor que incluyen musicales: Todos aspiran a ser ganadores, y eso jode un poco, porque ser ganador es aceptar de plano un estilo de vida basado en el dinero y la puta publicidad. En cambio, mis amigos viven al día, creo que lo único que aspiran es despertar vivos el siguiente día, y eso es literario, eso me parece más interesante que el coche último modelo o lo que escribe la gente que cree ser el testículo izquierdo de Neruda.

Es tan lindo cuando no pides, no ruegas, no insistes, no reclamas y recibes más de lo que esperabas…Eso es amor del bueno.

Estándar
Es tan lindo cuando no pides, no ruegas, no insistes, no reclamas y recibes más de lo que esperabas…Eso es amor del bueno.

No le des tu corazón a quien solo busca piel. El psicópata vive un eterno presente. Sólo busca su beneficio inmediato. Las consecuencias no le importan. Nuestra sociedad postmoderna coopera a poner el poder en el sí mismo y pierde su vínculo con otros. Si no valoran lo que das, no te quedes esperando. En un rincón de la vida se esconden sorpresas gratas, solo sal al encuentro y huye del desamor.

Estoy corriendo y no sé a qué brazos pretendo alcanzar. No tengo claro cuál es mi objetivo. El gol de mi vida. A veces quiero tener una llave para ese momento donde quiero encerrarme en un abrazo y no salir nunca de ese mundo que crean tus brazos haciendo hueco y eco de mis angustias. Y luego estás tú que quieres encerrarte en un corazón tan de piedra como el mío. No sé si te lo han contado, pero las piedras duelen muchísimo más que cualquier tormenta. Supongamos que mañana no estás y me toca que echarte de menos, buscarte por debajo de las pestañas más bonitas que no he encontrado jamás a partir de ti, sentir esa necesidad de llenar ese vacío que dejan las personas que calan fuerte y profundo. Bonito e irrepetible. Dicen que las personas te calan solamente una vez en la vida: de ellas depende dejar una huella o una herida.

Y, ojo, que algunos no recuerdan, en lugar de ello, escriben toda una vida.

Fuera está siendo un verano indestructible, mientras por dentro me hago hielo. Las manos frías son el efecto secundario de cuando han dejado de tocarlas. Y en las tuyas encontré un infinito tropiezo de torpeza y melancolía. Siempre que me tocabas, sentía una tristeza tan grande que con ella pude crear, de haberlo intentado, un cielo repleto de hermosos desastres.

Quiero que me hagas feliz,
no que me hagas caso.

Y nos volvimos irreparables, con nuestras locuras colapsando en cada beso, con la nostalgia que irradiaban nuestras pupilas y la devastación que nos devoraba las costillas. Tienes derecho de ser feliz sin mí, como yo sin ti. Pero cómo te digo que intentarlo me resulta imposible. Como imposible le puede resultar al masoquista tropezar repetidamente con la única piedra de las miles que se le atraviesan en el camino.

Está bien… no me ames, no me recuerdes, no me hagas caso. Lo único que te pido es que no me dejes ir cuando lo intente.