El rechazo que recibas del exterior, sólo es un reflejo del rechazo que tienes hacia ti mismo. Si quieres que te quieran por lo que eres: primero acéptate, abraza tu historia, reconoce tus fortalezas, observa tus miedos y cicatrices. No evadas de ti, no te menosprecies, apruébate, hay perlas valiosas en tus sombras, eres más que suficiente. Amarte bien, también se aprende.

Estándar
El rechazo que recibas del exterior, sólo es un reflejo del rechazo que tienes hacia ti mismo.  Si quieres que te quieran por lo que eres: primero acéptate, abraza tu historia, reconoce tus fortalezas, observa tus miedos y cicatrices. No evadas de ti, no te menosprecies, apruébate, hay perlas valiosas en tus sombras, eres más que suficiente. Amarte bien, también se aprende.

Es evidente que para ser más feliz hay que sufrir menos.

Y cuál es la causa principal del sufrimiento? Es el apego a las personas y a las cosas.

En la medida que hagas depender tu vida de las cosas que poseas, más sufrirás. Entre otras razones porque pasarás toda tu vida gastando energía para tener más dinero que te permita tener más cosas, luego gastar dinero en mantener las cosas, en renovar las cosas, en cuidar las cosas y en proteger las cosas.

No podrás salir tranquilo por temor a perderlas, pondrás cerraduras y barrotes en tu casa de tal modo que parecerá una cárcel contigo y las cosas adentro.

El problema es que realmente ellas no dan seguridad y felicidad por sí mismas. Entonces siempre estarás insatisfecho por más que tengas.

Te dirás: – Cuando me retire me dedicaré a disfrutar de las cosas.
Pero cuando te retires estarás tan enfermo por la energía gastada y tan temeroso que ya será demasiado tarde para gozarlas. Tus herederos estarán además pendientes que te mueras para repartirselas.

Las cosas no son eternas. Se envejecen, se pierden, se incendian, se las roban…

Generalmente esta actitud va unida a pensar que las personas también son cosas, que se puede esperar algo de ellas y que se pueden poseer. Aquí se sufre más todavía, pues las personas no harán siempre lo que se espera de ellas. Son más impredecibles que las cosas.

Está bien tener lo que queremos. Y tenemos que tener amigos para ser felices. El error está en depender de su posesión para sentirse seguros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s