Soltar es agradecer la experiencia, es pasar la página y dejar que la vida siga fluyendo. No bloquees tu camino y da la bienvenida a lo que mereces.

Estándar
Soltar es agradecer la experiencia, es pasar la página y dejar que la vida siga fluyendo. No bloquees tu camino y da la bienvenida a lo que mereces.

La palabra es un soplo de viento, mientras que el acto es un huracán.

Nadie es mejor ni peor. A veces, simplemente pasa que se gustan pero que no coinciden o no se corresponden. Si no se da, es que nunca lo fue y no lo será. No fuerces, deja fluir.

Mucha gente se dedica a criticar mi progreso, a diferencia de otra gente, yo presto atención a las críticas destructivas, para esforzarme cada día más y más.

Soy mi propio límite, no compito con nadie sino conmigo mismo. No me me esfuerzo todos los días para complacer a otros, simplemente lo hago porque me gusta y porque he descubierto un mundo en esta mierda de vida.

Creo firmemente que mucha gente que me critica debería empezar a sudar duro, sacar hasta la última gota de sudor, para sentir lo que cuesta tener, aparte de un buen cuerpo, una mente que realmente valga la pena apreciar.

Si contara las veces que se han reído de mí. Antes lo hacían porque tenía sobrepeso, ahora lo hacen porque he perdido toda esa grasa. Pero ahora soy fuerte mentalmente, una repetición más por la burla, una repetición más por mí. Levantar más peso cada mes, para demostrar que eso no podrá conmigo.

He conocido a gente realmente genial, personas que verdaderamente saben lo que es la rutina, la dedicación y la perseverancia. Yo no me planto aquí a chatear o a criticar el progreso de otros. Algunos nunca progresan, porque viven por el simple hecho de aparentar, otros vamos a partirnos el alma para lograr nuestros objetivos.

La gente que se ríe de uno, casualmente, es la que nunca ha vivido Y aún así, con esa doble ironía, se burlan de uno.

No sacrifiques tu brillo para que otros se iluminen. No negocies tu esencia. Cuando alguien te quiere bien, hay espacio para que los dos se enciendan.

No sostengas lo insostenible, no retengas lo que se quiere caer. Hay momentos en los que hay que soltar, dejar de forzar, y simplemente aceptar. Aceptar no significa resignar ni tolerar. Aceptar es mirar a través de los ojos de la realidad, es fluir con el torbellino del presente, y eso implica muchas veces, irse o dejar ir. No malgastes tu energía, haz sólo lo que dependa de ti.

El miedo a perder funciona como profecía autocumplidora. Indefectiblemente pierdes cuando intentas controlar todo.

Por eso no sirve de nada ser negativo porque uno mismo llama a que se cierren puerta y oportunidades, y en la intención de querer controlarlo todo entra en jaque esa frase y muy cierta de quien mucho abarca poco aprieta, preferible frenar la ansiedad y hambre de comerse el mundo por así decirlo y darle solo un bocado cuando es necesario, es decir en el momento apropiado.

 

 

Anuncios

Un comentario »

  1. No mires al presente con los ojos del pasado, el pasado a veces pesa. Deja de estar en guerra contigo y comienza a aceptar desde la paz aquello que fue y que ya pasó. Deja ir esos pensamientos que te secuestran a lugares, emociones y sensaciones, que no te pertenecen. No esperes lo que no ocurrió y probablemente nunca ocurrirá. No puedes borrar las heridas, allí está la cicatriz, pero sí puedes aprender de ese dolor y cambiar la forma en la que te ubicas en esa historia. Y esto te cambia la vida. Todo está aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s