Archivos Mensuales: febrero 2015

Por las noches nos volvemos vulnerables, quiza más sensibles de lo que deberiamos.

Estándar
Por las noches nos volvemos vulnerables, quiza más sensibles de lo que deberiamos.

Me pregunte mientras miraba una revista, ¿quien buscara esos vestidos a las artistas?
Y me pregunto si su pelo es de verdad.
Si se levantan todos los dias con sus cejas depiladas.
Y yo aquí sin ser perfecta, mientras me visto para ir a comprar.
Y aunque tenga pajaros en la cabeza, no me identifican los concursos de belleza.
Puedes estar conciente que para ti seré lo suficiente, cuenta con mis virtudes que te quiero, no hace falta que lo dudes.
Y aunque no este a la altura, pondré mi empeño que el mejor de los perfumes de los que vienen en frascos pequeños.
Y yo aquí sigo mirando la revista y ahora no entiendo que le pasa a esa estilista que recomienda, dice que hay que usar los ´´leggings´´por que los lleva una que va con William Levy.
Y en la seccion de trucos de belleza opino que no funcionan las rodajas de pepino.
En la pagina de cremas continua el mismo engaño, dicen que la baba de caracol quita 10 años.
Y entre tanta y tanta tonteria dice una que adelgazo en 3 dias.
Y se ve tan evidente que la foto de antes y despues no es la misma gente, pero me gusta el horoscopo y sus predicciones que recomienda que me tome unas largas vacaciones.

No hay mejor consuelo que un buen libro.

Estándar
No hay mejor consuelo que un buen libro.

“Cada noche me preguntaba por qué ésta atracción fatal hacia ti. Por qué si no podía verte ni tenerte te seguía soñando, aunque ojalá pudiera dormir siempre solo y soñar contigo todas las noches. A ver, si es que había tantas razones, es que te juro que las había, es que las llegué a apuntar en algún sitio, y ahora voy y no las encuentro, justo cuando solo recuerdo todo aquello que juré olvidar. Pasé mucho tiempo preguntándome por qué no nos dejábamos de hostias, o por qué me las seguía dando yo. Intenté meter tus recuerdos en el fondo del cajón, ese que intentaba no abrir nunca. El de las cosas perdidas aposta. El de los recuerdos que son demasiado grandes para llevarlos encima. ¿Por qué les guardé ahí? Si se me agarraban a la retina día sí y día también. Porque hacía ver que no los veía… Si no me hacía falta mirarlos, si ya me los sabía de memoria. Y tú eres esa clase de persona con complejo de lanzadera, que te hace perder el vértigo a cambio de poder ver las vistas. Por eso es que una vez has estado delante de ellas solo puedes sonreír, sentirte jodidamente feliz. Verás, mucha gente se pasa toda su vida buscando la fotografía perfecta, y yo, tengo en mi mejor marco la fotografía de tus recuerdos. Que no sé si para siempre es mucho tiempo y una noche es poco rato, pero lo que está claro es que hay cosas que son infinitas.”
Y lo nuestro fue un ocho tumbado ∞

El problema…

Estándar
El problema…

El problema es que cuando en casa mama y papa discuten y se dejan de hablar, todos comienzan a ocuparse en cualquier cosa
para evitar mirarse a los ojos y darse cuenta que estuvieron llorando toda la noche.
Papa de costumbre se ocupaba en su taller creando cosas,
mama se escondía en su habitación fingiendo ver el televisor,
los pequeños jugaban en el patio conscientes de lo que sucedía, se encontraban tristes,
la pequeña hacia tarea y después se dormía con sus audífonos puestos,
y luego estaba yo en mi habitación desahogándome con el papel
escribiéndole que siento un nudo de palabras en mi garganta que nunca dije. Que si seguíamos así, tan juntos y tan separados en casa era porque nadie nunca elegía ser el primero en hablar, nadie nunca supo decir que si dos se lastiman, los demás también.

¿A donde vamos?

Estándar
¿A donde vamos?

Vincent Van Gogh solía ingerir pintura amarilla porque pensaba que ella podría introducir la felicidad en él. Muchas personas creyeron que estaba loco y era estúpido el hacerlo porque la pintura es tóxica, dejando de lado el obvio hecho de que no es posible que el ingerir pintura amarilla tenga alguna clase de relación con la felicidad.
Nunca lo vi de esa forma.
Si fueras tan infeliz que incluso las más locas ideas pudieran funcionar, como el pintar tus órganos de amarillo, lo harías. No es tan diferente de enamorarse, drogarse, o leer un libro. Existe ese peligro como terminar con el corazón roto, una sobredosis, o terminar el libro y darse cuenta de que no es real; la gente igual lo hace todos los días, porque siempre está esa posibilidad de que eso pueda hacer las cosas un poco mejor.
Al final del día, todos tenemos nuestra pintura amarilla.

Texto vendido el día 27/02/2015

Estándar
Texto vendido el día 27/02/2015

No te olvides del día que nos conocimos, no te olvides del primer momento en que me hablaste. No te olvides de todas esas cosas que me hacen reír, no te olvides de los días que estaba triste y tú me consolaste. No te olvides de todas nuestras peleas y reconciliaciones, no te olvides de mis celos y mi orgullo, pero no te olvides de los tuyos también. No te olvides de la primera vez que me dijiste que me querias, y por supuesto no te olvides también cuando te lo dije yo. No te olvides cuando te hacia enfadar y lo mucho que me gustaba hacerlo. No te olvides de aquellas madrugadas que pasábamos hablando. No te olvides de lo mucho que te extrañe cuando estabas lejos. No te olvides de que te quiero y que siempre lo haré.

Hoy entre las cosas cotidianas comprendi algo; jamas podes esperar las disculpas de alguien que piensa que no se equivoco Por la forma en como se porto contigo; aunque sus acciones probablemente te rompieran el corazon.

Estándar
Hoy entre las cosas cotidianas comprendi algo; jamas podes esperar las disculpas de alguien que piensa que no se equivoco Por la forma en como se porto contigo; aunque sus acciones probablemente te rompieran el corazon.

Ha pasado muy poco tiempo, muy pocas horas, pero el reloj se ha muerto, mi ser comienza a consumirse tal y como avanza el viento.
Y es ahi cuando comienzo a sentirme sola, el humedo frio me abraza mientras pronuncio entre las sabanas tu nombre mil veces perdiendo la cuenta y comenzando otra vez; mientras mi cuerpo tiembla ante la ausencia de tu ser…
Y deseo tanto que esto sea una pesadilla, despertar verte a los ojos y besar tus mejillas, pero no no es asi; es una realidad muy cruda que me cuesta digerir todavia..

No siempre tendré la mano extendida, ni la puerta abierta. También el aire se acaba, y el reloj se cansa.

Estándar
No siempre tendré la mano extendida, ni la puerta abierta. También el aire se acaba, y el reloj se cansa.

En muchas ocasiones muchos de ustedes me han pedido alguna cuenta personal, les dejare mi correo:exalope@yahoo.es; donde podrán conocerme un poco mas y podre conocerlos a cada uno de ustedes, se los dejare abajo en un comentario…… Un beso.

No me gustan los gatos…Ahora tengo uno encima de mis piernas y debo decir que mientras lo acaricio sus ronroneos me relajan, es algo inquieto, puedo sentir su preocupación por pensar que en algún segundo va a ocurrir su caída, juega con algún que otro hilo de mi camisa, eso lo distrae, pero yo solo quiero que se duerma, y ahora, juega con el ratón de mi ordenador, lo hipnotiza la luz de las imágenes en google, se duerme, por ahí se asusta por algún movimiento mío (algo tonto) se enrosca en mi regazo y a veces me rasguña, pero ahora lo siento como una costumbre.

Me acaricia y quiere que haga lo mismo, pero como ya dije:

no me gustan los gatos .