Archivos Mensuales: octubre 2014

La pasión es básica para la vida; como la sangre a las venas, la pasión es a ella. No concibo un gusto o apego hacia algo sin tener como aliciente y combustible la pasión. La monotonía crece cuando la pasión disminuye, el amor acaba cuando la pasión se desangra.

Estándar
La pasión es básica para la vida; como la sangre a las venas, la pasión es a ella. No concibo un gusto o apego hacia algo sin tener como aliciente y combustible la pasión. La monotonía crece cuando la pasión disminuye, el amor acaba cuando la pasión se desangra.

Resulta que soy un cazadora de nubes, una necia que se empecina en continuar aunque haya un “¡PARE!”, una perseverante de las causas perdidas, una caminante solitaria. Resulta que las personas no son más que entes movibles e insignificantes, que nadie es necesario en el mundo y peor aún en nuestra vida. Resulta que si hoy camino por las nubes y el futuro les depara a mis pies el suelo, me colgaré de otra nube aunque esté cargada de agua y los rayos me hagan mierda. No estoy dispuesta a dejarme caer, el suelo no es para mí, siempre encontraré una nueva nube.

Anuncios

Muchas veces no tienes que esperar a sentir para hacer, sino que tienes que hacerlo para después sentir. La acción misma viene envuelta de confianza, fuerza y coraje. Solo inténtalo.

Estándar
Muchas veces no tienes que esperar a sentir para hacer, sino que tienes que hacerlo para después sentir. La acción misma viene envuelta de confianza, fuerza y coraje. Solo inténtalo.

Ya se que sin mi no podrías vivir. Que te causa cierto fastidio el hecho que me miren más a mí que a tí, causándote lo anterior envidia. Yo te manejo y reconozco que me gustaría que tuvieses algo más de autonomía. Pero no, se ve que solo no puedes.
También se que a veces odias irte a dormir y que nunca me hablas. Solo te quedas de vez en cuando sentado en el fino sillón chocolate que heredamos de la abuela. ¿Te acuerdas de la abuela? ¡Cuanta experiencia uno gana tirando almanaques! Ni hablemos de la fiestas, a veces las pasamos los dos solos y mientras te hablo tú solo me ves. Tú solo me escuchas.
A veces tu mirada fija me dice que entiendes cuanto la extraño y que piensas, porque se que piensas, y te da culpa, pues si no hubieses cometido esa imbecilidad ese ángel de ojos celestes y sabor a almíbar estaría conmigo, con tu compañero, tu único compañero y, tal vez, de a tres, podrías haberte divertido mas. Pero no. No logro hacer, en el amor, las cosas bien. Aparte soy un tipo aburrido.
También se que me estas viendo envejecer, porque se que me ves, y tu sigues igual todos estos años. La edad no se te nota y no me da envidia, en serio, es más fácil criar un niño que un adolescente. Es más fácil criar un adolescente que un adulto, un adulto que ya eres, y aunque no lo parezca estoy orgulloso de ti. Te he criado caminando por los caminos del bien.
Me preocupa que no comas, ni bebas, ni fumes. Me preocupa que no hagas nada. Me preocupa que tal vez, en no mucho tiempo, pueda dejarte solo. Estoy viendo como hacer para que no lo padezcas tanto. Seguro alguien te va a cuidar. Si es así seguirás siendo precioso como siempre. Amigo fiel, inseparable y silencioso que con solo una mirada hace que reflexione.
Ya se que sin mi no podrías vivir. Que te causa cierto fastidio el hecho que me miren más a mí que a ti, causándote lo anterior envidia. Yo te manejo y reconozco que me gustaría que tuvieses algo más de autonomía. Pero no, se ve que solo no puedes.
También se amigo que me sobresalto cuando te veo a la madrugada, indebidamente levantado de tu cama, mirando por la ventana oxidada de nuestra casa. ¿Acaso estarás mirando si vuelve ella? ¿Mi amor? No creo que vuelva, se fue espantada el día que le dijiste “dejalo en paz o no tienes compasión”. El terror se apodero de ella y me dejo para toda la vida.
Por favor no corras de madrugada, tengo miedo que te lastimes.
¿Te gusto el trajecito que te compre? A la gente le gusta y se ríe. ¡Un adulto vestido de niño! De eso vivimos amigo. Vivimos de hacer reír a la gente mientras nosotros estamos muriendo de tristeza.
En fin.
Bueno es hora de irse a la cama. Mañana tenemos función. Te levanto del sillón chocolate, precioso, que heredamos de la abuela. Te saco el traje de niño y así, desnudo, te repaso con lustramuebles y un paño seco. Luego te meto en la cama o en la caja, como prefieras. Descansa. Hoy no te asomes por la ventana. No va a venir. Descansa amigo que mañana seremos el dúo que divierte. Seremos el muñeco y el ventrílocuo.
Sueña con los angelitos, yo voy a soñar con ella.
Hasta mañana.

Hasta el final….

Estándar
Hasta el final….

En medio de tantas incertidumbres, de tanto desprecio hacia las formalidades y hacia los cambios que siempre el mundo le exige a uno, aparte de la muerte, lo único que puedo asegurarte es que mañana al despertar te querré igual o más, pero quién sabe pasado mañana, quién sabe en dos días o en un mes, quizá ya no te quiera o quizás habré muerto queriéndote hasta mi último suspiro.

Lo mejor de la luna llena, es que sólo viene una sola vez al mes.

Estándar
Lo mejor de la luna llena, es que sólo viene una sola vez al mes.

Todo se esfuma , así de simple , rápido e indoloro como el humo del cigarrillo que acostumbras esparcir, que dejas fluir , con la misma pasión y en cierto modo el vicio que te daba aquella sensación … Así te ame. Y de la misma manera te dejo fluir, me alejó de ti y decido ser feliz. Con uno que otro beso desgastado, el olor a cigarro en mi cabello enredado o algún sentimiento casi muerto. Esta es la ley de la vida. Todo se esfuma, no hay infinitos ni el mundo esta para complacer mis caprichos. Vivir, amar hasta doler, agradecer hasta en cansancio y aprender sin condiciones.

Y entonces le dije: adóptame como tu mascota, no necesito que me alimentes, ni que levantes mis desechos, que me saques a pasear o que me bañes; lo único que necesito saber es que complementamos nuestra soledad, que nos amamos sin etiquetas y que, sobre todas las cosas, respetamos nuestra individualidad.

En este momento podría hacer cualquier cosa, pero decidí escribirte, a ti, no para ti. Digamos que en mis líneas estás tú, y detrás de ellas hay historias; y esas historias me envuelven y me embriagan de ti.

Estándar
En este momento podría hacer cualquier cosa, pero decidí escribirte, a ti, no para ti. Digamos que en mis líneas estás tú, y detrás de ellas hay historias; y esas historias me envuelven y me embriagan de ti.

Mi querido hijo: La verdad, simple y sencilla es que las únicas personas a las que vale la pena escribirles, por las que vale la pena sangrar o incluso morir, son ésas que donde pisan encuentran la forma de dejar adherida su esencia, las que tienen en forma de luna creciente la boca, aquellas que hayan incluso en el bosque más tenebroso, son cipreses hermosos y ríos cristalinos….como tú cariño.

Hoy empezamos el capítulo 3 y estoy deseando que vengas….para ayudarme; porque nadie sabe lo que es perder, hasta que “cree” tener.

Porque será que recordar nos duele tanto.

Estándar
Porque será que recordar nos duele tanto.

Recuerdo las palabras de Abel Membrillo en aquella canción
“lo importante no es donde ni como te partieron el alma si no como seguir con la mitad nada más”

Ahora me pregunto eso, ¿han sentido como se les parte el alma? un vacío en el estomago, un frío recorriendo su cuerpo, no sientes los pies, la mirada se pierde y si eres débil (como en mi caso) un par de lágrimas recorren tu rostro.

Escribo esta carta con un solo pedazo de alma y de corazón
Escribo para no hacer una tontería, muero por llamarte y decirte esto y también que te quiero, que vuelvas y lo intentamos.
Pero eso también seria una estupidez, tu no quieres eso.
En algún punto nos perdimos, nos olvidamos y ahora me toca pagar al doble mi error.
Ojalá no te vayas muy lejos, ojalá en un punto no tan distante nos volvamos a encontrar, ojalá me puedas volver a beber, ojalá podamos caminar de la mano una vez más.

No creo en los ángeles, pero con usted voy a hacer una excepción. A pocas horas, y ya me cansé de ser viento que no le toque la palma de las manos. Y muero, mandando señales al espacio. Usted es la excepción a todas mis reglas.

Estándar
No creo en los ángeles, pero con usted voy a hacer una excepción. A pocas horas, y ya me cansé de ser viento que no le toque la palma de las manos. Y muero, mandando señales al espacio. Usted es la excepción a todas mis reglas.

Y ya saben como es esto, como empieza. Pides una cerveza y la segunda no esta tan lejana, le acompañan otras tres y un par de recuerdos. Mi mente divaga llega a ti y aquellos momentos. Las cervezas se terminaron pero yo pido un par mas. El tiempo pasa muy rapido, pero no tanto como quisiera y lo que quisiera es que siguieras aqui, que este alcolismo llegue a su fin.

Quisiera decir que por ti es que me emborracho. Pero para ser honesto (por una vez en mi vida) tomo por que quiero, quiero no pensar sobriamente en las malas desiciones que llevo, que llevo cargando sobre mi conciencia todo este tiempo.

Pido otra cerveza, arrastrando las palabras, las palabras y esta poca dignidad que me queda, y en mi bolsillo ya no queda nada.

Nada como la cerveza en este tarro, el camarero me ve un poco raro, yo lo veo un poco borroso, un tanto como tus recuerdos pero esto solo es un sueño, tu imagen sigue presente, como en los cuentos.

Pido otra cerveza, no me importa el gesto del camarero, se que estoy mal, en tantos sentidos, no solo en este momento de ebriedad. Estoy perdido, no solo en el alcohol, en el cigarro o los vicios, llevo recorriendo un camino perdido desde hace tiempo, desde que no te tengo, cuando te diste cuenta que este hombre, no era el correcto.

Hiciste bien, eso creo, no me tengas lastima, tengo bastante con la mia.

Se estan acabando las cervezas, mi paciensia y mi dinero, se esta acabando la esperanza de un dia verte de nuevo.

Todo en este momento esta llegando a su fin pero el silencio, el silencio por dentro me esta acabando pero nunca se termina.

Esa es la vida dia a dia de un borracho.