Archivos Mensuales: julio 2014

La gente está tan acostumbrada a ser infeliz, que la sensación de felicidad les resulta sospechosa.

Estándar
La gente está tan acostumbrada a ser infeliz, que la sensación de felicidad les resulta sospechosa.

“Antes cuidaba que los demás no hablaran mal de mí, entonces me portaba como los demás querían y mi conciencia me censuraba.

Menos mal que a pesar de mi esforzada buena educación siempre había alguien difamándome.
¡Cuánto agradezco a esa gente que me enseñó que la vida no es un escenario!. Desde entonces me atreví a ser como soy.

El árbol anciano me enseñó que todos somos lo mismo. La montaña es mi punto de referencia: ser invulnerable, que cada uno diga lo que quiera, yo sigo caminando imparable.

Soy guerrera: mi espada es el amor, mi escudo el humor, mi hogar la coherencia, mi texto la libertad.

Si mi felicidad resulta insoportable, discúlpenme, no hice de la cordura mi opción. Prefiero la imaginación a lo indio, es decir inocencia incluida.

Quizás solamente teníamos que ser humanos.

El que tú no veas los átomos, no significa que no existan. Por eso es muy importante que sea el Amor lo único que inspire tus actos.

En realidad, sólo hablo para recordarte la importancia del silencio.

Anhelo que descubras el mensaje que se encuentra detrás de las palabras; no soy un sabio, sólo un enamorado de la vida.

El silencio es la clave, la simplicidad es la puerta que deja fuera a los imbéciles.

Quienes no están preparados para escuchar tienen la recompensa de no enterarse de nada.

Estándar
Quienes no están preparados para escuchar tienen la recompensa de no enterarse de nada.

Una de las cosas que cambian la vida de cualquiera es encontrar algo que supere cualquier nivel de lo que se ha hallado hasta entonces. En mi caso, había intentado explorar con sigilo los límites de todos los niveles, de todas las cosas que componen mi vida. Hasta que rompí un límite que quizá no debí, lo traspasé, nadie lo supo pero las perspectivas que se abrían ante mis ojos eran, en proporción, igual de alentadoras y desoladoras, acabaría muerta o sentada en el trono de la gloria, aun así no paré… dejé que aquella brecha rota me permita seguir trizando barreras.

Para cerrar ciclos, despedirse es inevitable. Pero despedirse no siempre es un drama, a veces incluso es un acto feliz, es darle la bienvenida a la paz y al equilibrio interior.

Estándar
Para cerrar ciclos, despedirse es inevitable. Pero despedirse no siempre es un drama, a veces incluso es un acto feliz, es darle la bienvenida a la paz y al equilibrio interior.

Ciertos vicios no admiten compañía alguna.

Escribir, por ejemplo.

Uno no puede entregarse a las letras si alguien está susurrando algo a sus espaldas, o si alguien intenta entablar una conversación mientras uno intenta hilvanar palabras y frases.

Ciertos vicios son como la masturbación, uno no puede, ni debe, llevarlos a cabo en la plaza o en cada esquina como Diógenes de Sinope.

Los vicios, en esencia, son la expresión suprema de lo más bello que tiene  la soledad.

Ella siempre está volando, siempre se le ocurren ideas para mejorar su situación actual, se catáloga de incoformista, porque sabe lo que es bailar a solas con la pasión, porque no tiene miedo, simplemente siente ilusión. Si no respetas sus alas, no quieras condenarla en un tarro de cristal.

Estándar
Ella siempre está volando, siempre se le ocurren ideas para mejorar su situación actual, se catáloga de incoformista, porque sabe lo que es bailar a solas con la pasión, porque no tiene miedo, simplemente siente ilusión. Si no respetas sus alas, no quieras condenarla en un tarro de cristal.

Existen demasiadas cosas mediocres en la vida, como para que el amor tenga que ser una de ellas, sí alguien entra en tu vida, debe de hacerte sentir que sueñas sin estar dormido, que te elevas con ritmo, mientras tus pies caminan, debe de hacer que tus suspiros parezcan melodías…
Eso sin duda para mi es estar enamorado, todo lo demás me parece rutina.
Sé feliz hasta el delirio y no te olvides jamás, que el amor comienza amandote a ti mismo.

No te hablo desde la tristeza, ni desde la desesperación, te hablo siempre desde este loco corazón.

Estándar
No te hablo desde la tristeza, ni desde la desesperación, te hablo siempre desde este loco corazón.

A veces es tan claro que asusta, nacimos para el amor, en esta época de injusticia, no quedan caballeros ni doncellas, solo el juego de la seducción es el perfume de cualquier habitación…
Dos cuerpos enlazados bailando bajo una sabana, ningún sentimiento les une, es simplemente placer..
Sí nos regalan rosas, les llamamos ñoños aunque por dentro quisiéramos ser las dueñas de su jardín helado, si no nos llaman, el enfado reclama esa atención, aunque levantes el animo y finjas ser carne de cañón…
No siempre tienen lo que esperas, muchas veces presumes de lo bella que es tu soledad, pero una vez te entregas al amor, no existen barreras, ten presente siempre la palabra PERDÓN…
Muchos podrán intentar sonrojar mi alma despiadada, pocos conseguirán que tiemble la punta de mis pestañas…
Carcajadas y piropos, todo es aparentar, no haber sufrido, implacable seguridad, no muestres jamás una debilidad o caerás al precipicio, no mandes un mensaje después del placer o el agobio recubrirá al abandono y no sabrás qué hacer…
Yo tengo ese don de ver facilidad en lo imposible, de sacar el lado positivo a la carne más malvada e insignificante, siempre busco una explicación positiva a las reacciones incomprendidas…
Anoche una mano amiga me dijo que deje de comer carne caducada, otra me dijo que nadie es tan importante, solo somos hueso con pellejo, escondo mi sabiduría..
Muchas veces me dan bocados hasta quedarme tirada en un rincón, pero una imagen viene a mi mente y recuerdo que no todo es un circo de arlequines y elefantes, alguna vez me tocaron el corazón.
Un día yo me sentí en la cima, y si observo todos a aquellos que intentaron trepar, puedo saber que ninguno llegó al primer peldaño, resbalaron en el intento, jamás nadie podrá superarlo…
Me siento liberada aunque a veces sienta esa añoranza, una mirada recorriendo el deseo de tocar mi piel, si no hay nada perfecto, solo duraras un rato, me cansaré de escuchar como intentas impresionarme con un coche, un abanico de ligues con nivel, tus músculos de plastilina, tu pasotismo hacia las damas, tu chulería y arrogancia quedarán en el olvido..
¿No comprendes que eres una vida más?
¿Que no tienes nada especial por mucho que intentes aparentar?
No dejaré de ser poeta de hechos y palabras, de vivencias y experiencias, de caricias y arañazos, de sonrisas y de llantos…

Sola…

Estándar
Sola…

Se sintió sola y se lo dijo al espejo
Perdió la alegría y no quiso buscarla
Dejó de esperar un nuevo camino
Quemó su sueño en la hoguera de san Juan
Escuchó su voz y no entendió las palabras
La ventana no se volvió a abrir
Su entorno era siempre lo mismo
Las gentes le hablaban un idioma extraño
Su amor era un préstamo a plazo fijo
El fuego se volvió una gotera interminable
Las ilusiones dejaron paso a un catálogo de venta a distancia
Se sintió sola y la noche le regaló una estrella sin luz
Pidió un poco de silencio, le gritaron que estaba agotado
Miró a quien tanto amaba, vio un pasado sin su presencia
Sola, así caminó sin esperar una llamada.

A veces, solo a veces sigo creyendo en ti y en mí.

Estándar
A veces, solo a veces sigo creyendo en ti y en mí.

Siempre te recuerdo y me pregunto… ¿pensaras en mi? ¿Me recordaras tanto como yo lo hago? Quizás sí, y te mueres de ganas por volverme a besar… deseas abrazarme y no soltarme como la última vez… nos cruzamos y quisieras rasgar mi ropa y más que eso… o quizás ni por tus pensamientos se cruce mi rostro… ni un solo recuerdo de lo que tú y yo vivimos… transitaré por un lado de ti más de una vez, pero jamás sabré si deseas más que una mirada, más que un beso o ni siquiera te das el tiempo para pensar en eso…