Archivos Mensuales: abril 2014

Me gusta esa idea tan abstracta que es querernos sin querernos, Y nunca entregarnos porque ya somos uno del otro…

Imagen

Me gusta esa idea tan abstracta que es querernos sin querernos, Y nunca entregarnos porque ya somos uno del otro...

Si escribo sobre tus errores, sobre tu insistencia en pretender ser algo que no eras, sobre la forma en que siempre querías que todos te vieran. Sobre tu descaro al mentir, tu sonrisa falsa con la que querías solucionar todo, sobre tus engaños, esos que me dolían hasta el alma pero para ti significaban menos que nada, si escribo sobre la perra que decían mis amigos que eras, sobre la mentirosa manipuladora…
¿Seria justo? ¿Seria justo que lo supieran? O seria necesario también mencionar… que eran tus abrazos los más cálidos, que me llamabas en las madrugadas para decir cuanto me amabas, todos los dulces detalles que me regalaste. Tendría también que escribir sobre cuando enferme y tu me cuidaste, sobre como con tu mirada me embelesaste, sobre tu vocecita llorando pidiendo perdón, recordándome que no eras perfecta. Tendría que escribir que fuimos unos locos enamorados, que las cosas no salieron bien, ya solo ame queda constancia de que en verdad te ame… Si escribo sobre nuestros errores.

Anuncios

¿Que curioso, no? Que vengas con el derecho de estremecer mi piel y atontar mis latidos, de empañar mi vista y atacar mis sentidos, de con un solo par de palabras darle un golpe a mi vida y hacerme sentir tan pérdida. ¿Que curioso, no? Que hagas todo esto mientras sé que nunca me concederás el derecho a llamarte mio.

Imagen

¿Que curioso, no? Que vengas con el derecho de estremecer mi piel y atontar mis latidos, de empañar mi vista y atacar mis sentidos, de con un solo par de palabras darle un golpe a mi vida y hacerme sentir tan pérdida. ¿Que curioso, no? Que hagas todo esto mientras sé que nunca me concederás el derecho a llamarte mio.

Pasan los días y pesan a veces. ¿Qué es la felicidad y qué la tristeza? Esa dualidad de sensaciones, de emociones, de soledad y de compañía.

Un alfiler en el corazón duele como un puñal en la boca del estómago. Miento, duele más, mucho más.

Si no hay respuestas, inventamos preguntas para girar y girar los sentidos.

Pasan los días y su peso me pierde más con el tiempo. Surgen nuevos yos cada día que me desconciertan. Todo era más fácil antes, ¡todo!

Siento a veces que mi fortaleza se quebranta con la madurez y me enfado porque no creía que así fuese. No quiero que así sea.

Caigo estos días en la melancolía, en las quejas y en la búsqueda de que el viento solucione y arrastre el polvo que me sobra, que me ensucia. Que me quita el brillo.

Y entonces, mientras escribo, llegan a mi mente las aureas de equilibrio que me componen, que me descomponen… Esa caos mental que siempre me acompaña y aflora en mí para caminar tres pasos adelante si doy uno para atrás.

Y renacen,
poco a poco,
todas las flores que llevo dentro.

Hoy, sólo aprecio unas semillas ténues, pero así, como la vida, son las flores y sus colores.

Mañana,
quizás,
me nazcan margaritas en el corazón,
girasoles en las piernas
y rosas rojas, amarillas, verdes, blancas… en mi vientre.

“Por el amor de una rosa el jardinero es servidor de mil espinas” TU eres la más bella rosa del jardín de mi corazón, La UNICA que me da completa paz y felicidad admirar Tu precioso color rojo tizna mi vida de tu amor, ternura y pasión, Tus pétalos me acarician suavemente, tu aroma me deleita y llena todo mi ser, También me duele cuando toco tus espinas, más no por eso dejaréde disfrutar tu aroma, belleza y color. Imposible que una rosa por más bella que sea no tenga espinas, Por ello aprenderé a acariciarte, admirarte, y disfrutarte cuidando de que tus espinas no me hieran tanto.

Imagen

Tenemos una adicción mutua… el aprende de mí y yo me sostengo de el, es mi puente con la realidad… Cuando la teja se me vuela, cuando mi cabeza no piensa más que en letras, o cuando hasta el trabajo me supera, el aparece, me besa y me pone al menos un pie en la tierra.
Si te quiero en mi vida es porque alejas todas esas jodidas fantasías, toda es dulce mierda que llega a ser trastornante, porque me recuerdas que soy ser de carne y hueso, que la comida es importante, que hay que pagar las putas cuentas, que hay que vivir en sociedad. Si te quiero en mi vida es porque no dejas que me pierda en aquel lago pútrido que a uno lo emboba, aquel vicio de ese mundo de letras e historias.

Para tí…

Imagen

Para tí...

Y sin quererlo te he hallado, con esas lunas que agudizan tu vista por la miopía hereditaria. Accesorio que, por cierto, te luce demasiado. Tu cabello castaño claro cae en en vertientes lisas sobre tus hombros, qué delicia acercarme a tu cuello e inhalar lo rico de tu sexual aroma, drogarme un poco de ti, dejar que me lleves a aquel sitio en que las puertas no hacen falta porque uno entra y no quiere salir. Te me llevas la cabeza, las ganas de verte, te me llevas todo hacia a ti, hacia el ojo de tu huracán.

La evolución es cuestión de perspectiva, de capacidad de percepción, y con ello de entendimiento. Cuando creces como persona, cuando evolucionas espiritualmente, llega un divino momento, donde no hay que demostrar nada a nadie, nunca.

Imagen

La evolución es cuestión de perspectiva, de capacidad de percepción, y con ello de entendimiento. Cuando creces como persona, cuando evolucionas espiritualmente, llega un divino momento, donde no hay que demostrar nada a nadie, nunca.

¿Cual es esa decisión que estás queriendo tomar?
Recuerda que por mucho analizar te puedes paralizar.
Con cada decisión todo cambia, y no hay vuelta atrás.
Y si aún así quisieras volver, no regresarías a la misma circunstancia donde te encontrabas, ya eres otro, ya eres otra. Y que bendición.
De ti depende el cambio que estás deseando, tú ya sabes lo que no mereces, lo que incomoda, lo que sobra.
Reúne el coraje, el viaje ya ha empezado.
Confía, Dios no juega a los dados.

Nunca intentes ponerte de acuerdo con quien no tiene la capacidad de sentir lo que tú estás empezando a sentir. Si quieres aprender a escuchar más a tu corazón, tendrás que aprender a dejar de escuchar a los demás. Los demás, sean quienes sean, familiares, amigos, vecinos, compañeros, muchas veces sólo meterán ruido con sus opiniones. Ten cuidado. Sólo tú sabes lo que es mejor para ti. Aprende a confiar en tu corazón.

Imagen

Nunca intentes ponerte de acuerdo con quien no tiene la capacidad de sentir lo que tú estás empezando a sentir. Si quieres aprender a escuchar más a tu corazón, tendrás que aprender a dejar de escuchar a los demás. Los demás, sean quienes sean, familiares, amigos, vecinos, compañeros, muchas veces sólo meterán ruido con sus opiniones. Ten cuidado. Sólo tú sabes lo que es mejor para ti. Aprende a confiar en tu corazón.

Cuando estás frente a una silla y opinas que está muy vieja y fea, eso no hace vieja y fea a la silla, sino que revela tus capacidades de apreciación ante un objeto que tú percibes como viejo y feo. –
Lo mismo cuando opinas de algo o alguien, ya que no opinas en verdad sobre ese algo o alguien, sino que revelas algo más tuyo que del objeto criticado. Así que recuerda esto cada vez que alguien emita algún juicio de valor hacia ti.