Archivos Mensuales: noviembre 2013

Si todos te vieran con los ojos que yo te veo, que son con los que quieres que te vea, muchos sabrían del escondrijo secreto que tienes en tu espalda y más de uno se atrevería a faltarte el respeto.

Imagen

Si todos te vieran con los ojos que yo te veo, que son con los que quieres que te vea, muchos sabrían del escondrijo secreto que tienes en tu espalda y más de uno se atrevería a faltarte el respeto.

No siempre mis pluma será diáfana, ni mis letras directas, recurriré a las vueltas y a los recursos estilísticos para mostrarme sincera, como tú recurres al rímel y al pintalabios. Así nos engañaremos un poco, yo maquillando la verdad para hacerla más digerible y tú tapando aquella cicatriz que roza tu mentón, seremos los mismos sin duda, pero mintiéndonos un poco.
Cuando dejes de juzgar a quien te habla por lo que te está contando, podrás atender al relato y lo que significa para él. Escucharás para él.

Lo “hermoso” para mi , es efímero y se termina acabando, pero la inteligencia , la buena educación , el buen habito de leer , el escribir no – poesía y entre otras perdura por lo menos hasta la muerte.

Imagen

Mi estilo te calará en los huesos, te provocará espasmos ciertas noches, otras te dará asco. Mi estilo, querido, te obligará a hacer comparaciones innecesarias, con algún otra que te escriba o cualquiera que intente conquistarte. Unos días llegarás a odiarme, por mi descaro al contarte u ocultarte mi vida pasajera o perenne con otras personas. Otros días quizá sientas que tu pecho nace del mío, que quieres ser un solo ser conmigo, aunque sepas que detesto aquellas porquerías rosadas. Pero así es esto, la vida oscilante, las relaciones impertérritas que construyo y mi estilo único y homicida, ácido y dulce.

Regina: Era una especie de enfermedad triste, de tristeza enferma, en la que llega un momento en que ya no puedes sentirte peor. Creo que sabes lo que quiero decir. Creo que todo el mundo siente eso de vez en cuando. Pero yo lo he sentido muy a menudo, demasiado a menudo.

Imagen

Regina: Era una especie de enfermedad triste, de tristeza enferma, en la que llega un momento en que ya no puedes sentirte peor. Creo que sabes lo que quiero decir. Creo que todo el mundo siente eso de vez en cuando. Pero yo lo he sentido muy a menudo, demasiado a menudo.

Recordar…

Muchas veces desplazo mi mente,
más allá de lo que puedo controlar.
Viajo a mi subconsciente,
reconstruyendo gran parte de mi;
y me digo: tantas personas
que he conocido,
tantos momentos,
que he olvidado y hoy; vuelven a mi.
Despolvando cada instante
que marcaron mi existencia.
Mientras mi alma sufre por recordar,
pues mientras mas profundo escarbo
mi cuerpo empieza a flaquear.
Mi alma llora mientras
una pequeña parte de mi
dice: no sigas
más recordar; aunque doloroso sea
recordar personas que ya no están a mi lado
cada dolor vivido,
ha fortalecido mi corazón y mente.
Y a dar un paso al futuro
sin temor del pasado…

El suspiro es un mecanismo de supervivencia corporal, cuando alguien nos quiere matar con alguna especie de cariño y nuestro corazón deja de funcionar. Suspiramos para que la sangre vuelva y el corazón de mierda recuerde que su función principal no es poética, sino biológica.

Imagen

El suspiro es un mecanismo de supervivencia corporal, cuando alguien nos quiere matar con alguna especie de cariño y nuestro corazón deja de funcionar. Suspiramos para que la sangre vuelva y el corazón de mierda recuerde que su función principal no es poética, sino biológica.

Debo confesarte algo y es que debes de saber que no todo es malo, que desde que te fuiste aprendí un poco… aprendí a ser ‘Fuerte’… Tú me haces fuerte, sí, lo haces… tu ausencia me hace fuerte, tu rebeldía me hace fuerte, tus dudas me hacen fuerte, tu miedo, tus razones sin significancia, tus pretextos descarrilados, tus palabras sin sentido… Me haces fuerte cuando me ignoras, cuando me rechazas, cuando de tu boca salen palabras bonitas llenas de falsedad… me haces fuerte cuando paso a lado tuyo y contengo las ganas de hablar, me haces fuerte cuando quiero rodearte con mis brazos y me tengo que calmar y alejar… Me haces fuerte cuando tus miradas ya no se centran en mí, cuando tus ojos ya no me miran, cuando tus labios ya no me besan, me haces fuerte… Me haces fuerte cuando veo que no signifique nada para ti, cuando el tiempo que compartimos quedo en el olvido, sí, me haces fuerte… Me haces fuerte cuando durante el día tengo que fingir sonrisas, y cuando durante las noches me encierro en mi cuarto y me hundo en lágrimas… me haces fuerte cuando te tengo a distancia, cuando te siento cada vez más lejos, sí, tú me haces fuerte cuando te siento perdido… me haces fuerte cuando te sueño y tengo que despertar, me haces fuerte cuando te extraño, cuando me derrumbo y siento que te necesito, tú me haces fuerte… Me haces fuerte cuando descubro que ya no volverá a existir un ‘nosotros’, me haces fuerte cuando caigo en la cuenta de que ya todo termino y no habrán segundas, ni mucho menos terceras oportunidades… me haces fuerte cuando dejo de creer en los deseos, en la esperanza, en la fe… tú me haces fuerte… Me haces fuerte cuando me lastima todo lo que siento, sí, tú me haces fuerte. Pero ¿sabes? A pesar de que todo esto que en serio ‘me debe hacer fuerte’ me siento tan débil, tan sin ganas de seguir… y de pronto descubro que para nada soy fuerte que me gustaría serlo pero tu ausencia me gana, me hace sentir todo, menos fuerte.

¿Sabías que tienes unos ojos cautivadores? Te puedes perder en su mirar si no te das cuenta, en donde, el tiempo deja de ser tiempo. Los segundos serán días, los minutos semanas, las semanas…años…….y toda mi vida…..una dulce eternidad!!!!

Imagen

¿Sabías que tienes unos ojos cautivadores? Te puedes perder en su mirar si no te das cuenta, en donde, el tiempo deja de ser tiempo. Los segundos serán días, los minutos semanas, las semanas...años.......y toda mi vida.....una dulce eternidad!!!!

Naturalmente me compongo y descompongo con lo que hay cerca; me habito en los terrenos mas profundos y ando por los áridos parajes; a veces caigo; a veces desatino con las ideas de las viejas utopías que me persiguen desde niña; otras; diría las mas me atrapa el sistema (solía decirme un loco músico de sangre en las venas) que lloro cuando le sacaron su música en el pabellón 11.
Naturaleza, natural de creer que solo es tu idea la que cuenta; escuchando retoricas de que aceptas ideas ajenas, doblando la esquina, las desapruebas.
Tan natural como dejarte engañar por amor, por dolor, por no perder la natural opción del olvido.
Así de la roca nace el mas bello paraje para que descanse tu alma, para que descanses en lo que crees, en lo que haces, en lo que nadie escucho de tu boca, es solo cuestión de tiempo volver a ser naturaleza…

No es una necesidad encontrarle forma a esto, no hace falta racionalizarlo entonces… con vos la paso genial, hay un encanto oculto, no es un simple gusto físico o mental… es lo que los dos somos cuando estamos juntos…

Imagen

No es una necesidad encontrarle forma a esto, no hace falta racionalizarlo entonces... con vos la paso genial, hay un encanto oculto, no es un simple gusto físico o mental... es lo que los dos somos cuando estamos juntos...

La modestia no es mi fuerte, me estorba, me parece una forma mojigata de responder o de reaccionar ante las cosas. Cuando alguien elogia algo relacionado a mí, respondo con un “gracias” seguido de un “lo sé”. No me viene bien la modestia, tal vez se da a mi egolatría o al hecho de que me parece similar a la compasión, ambos sentires me enervan, me son falsos.